Sensibilidad al Gluten No Celiaca

Pan rustico con gluten en una cesta

Encontramos cada vez más casos en consulta…

La sintomatología es muy característica de la enfermedad celiaca, ¡Pero…! El paciente no es celiaco, sin embargo, mejora al retirar el gluten y empeora al reintroducirlo. 

¿Cúales son esos síntomas tan característicos de la Sensibilidad al Gluten No Celiaca?

Los síntomas:

  • Gases
  • Hinchazón
  • Dolor abdominal
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Reflujo
  • Nauseas
 

Pero hay más síntomas en esta clínica:

  • Fatiga crónica
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolores de cabeza
  • Dolor muscular
  • Eccemas
  • Anemia
  • Depresión o Ansiedad
  • Rinitis
  • Mente nublada (algo muy común de lo que los pacientes se hacen conscientes semanas después del retirar el gluten)

No hay una prueba diagnóstica que determine esta Sensibilidad al Gluten No Celiaca, llegamos a este diagnóstico a partir del descarte de la celiaquía y la alergia al trigo. 

No hay una prueba diagnóstica que determine esta Sensibilidad al Gluten No Celiaca, llegamos a este diagnóstico a partir del descarte de la celiaquía y la alergia al trigo. 

Casi un 50% de los pacientes que sufren de sensibilidad al gluten no celiaca están diagnosticados de colon irritable, y más del 30% ha recibido un diagnóstico previo de intolerancias alimentarias (las más comunes: fructosa o lactosa, y alergenos como polen, ácaros o gramíneas)

¿cuáles son las pruebas para el descarte de la Celiaquía?

  1. Sintomatología: digestiva o extradigestiva
  2. Serología: Es importante que el paciente sepa que esta prueba ha de hacerse con un consumo de gluten continuado previo a la prueba de al menos 6 a 8 semanas, ¡como mínimo!

Algo que me sobrepasa en consulta, es cuando en pacientes con una clínica preocupante, el médico les confirma, de una forma totalmente irresponsable y despreocupada, que no padecen la enfermedad celiaca y niegan completamente una intolerancia al gluten no celiaca con solo hacer la serología de IgA-Tg2 + IgA Total. Achacando dichos síntomas del paciente a un “cajón desastre” de síndrome de intestino irritable o colon irritable, donde el paciente se ve totalmente abandonado sin saber qué hacer y ni como poder mejorar su calidad de vida, con un diagnóstico de Poncio Pilato.


Además de que muchas veces el paciente por su propia iniciativa ha dejado el gluten, sin que el médico le informara de la necesidad de su consumo previo a la prueba. Y como hemos dicho para la serología es necesario un consumo previo de gluten.


He de decir que esas dos pruebas (IgA-Tg2 + IgA Total) son insuficientes para ese descarte o diagnóstico, ya que en la mayoría de los celiacos no siempre son positivos, por lo que, ante una clínica susceptible de celiaquía, el facultativo responsable debería seguir realizando más pruebas. Ya que muchas veces está relacionado de intolerancias asociadas y patologías autoinmunes.


Además, la batería de pruebas del protocolo para el Diagnóstico Precoz de la enfermedad Celiaca de Ministerio de Sanidad de España, 2018, es el siguiente:

 

  • IgA-Tg2 + IgA Total
  • Anti-EmA IgA
  • Anti-DGP
  • AGA
  • IgE, IgG e IgM total
  • PTH, homocisteína
 

Y no lo digo yo…, podéis encontrar la información de los parámetros que analizar según los “Criterios diagnósticos de celiaquía de Ministerio de Sanidad de España, 2018”

  1. Prueba genética: para esta prueba no es necesaria la ingesta de gluten, y un resultado negativo descarta al 99% la enfermedad celiaca.
  • HLA-DQ2 (DQ2.5, DQ2.2, DQ7.5):
    • HLA DQB1*02
    • DQA1*05
  • HLA-DQ8:
    • HLA DQB1*03
    • HLA DQB1*03:02

El primero está presente en el 90% de los pacientes celiacos, la segunda en el 5%. Esta prueba ayuda en la confirmación del diagnóstico, por si sola, y sin una clínica que la acompañe, no sirve como un diagnóstico.

 

  1. Biopsia duodenal: para realizar esta prueba, sucede lo mismo que con la serología, es necesario un consumo de gluten continuado previo a la prueba de al menos 6 a 8 semanas, ¡como mínimo!

La biopsia ayuda en la determinación del grado de lesión presente en el intestino (clasificación Marsh). Este paso se realiza cuando hay una clínica, la serología (¡bien hecha!) positiva, y aunque sea negativa si hay sospecha de enfermedad, y si la genética es compatible con la enfermedad celiaca.

 

Cuando todas estas pruebas acaban apuntando a una SENSIBILIDAD AL GLUTEN NO CELIACA, pasamos a proponer al paciente una dieta exenta de gluten durante varias semanas, para comprobar que efectivamente hay una mejoría de la clínica. Normalmente los pacientes con esta sensibilidad notan una recuperación de su calidad de vida.

 

En algunos casos, después de varias semanas de retirada de gluten la mejora de los síntomas es muy leve, esto puede deberse a una sensibilidad a los fructanos, es decir, que aparte de eliminar esos cereales con gluten, otros alimentos de esta familia como: la cebolla, el puerro, las alcachofas, el ajo, etc., provocaría que los síntomas persistieran.

 

De esta sensibilidad a los fructanos hablaremos en un próximo artículo.

Verónica Santoyo

Verónica Santoyo

Nutricionista Integrativa

contacto